04 marzo 2012

Silent Hill: Shattered Memories, análisis e impresiones

Alto y claro digo que el terror psicológico mola. No confundamos con el terror visceral, de monstruos y tal. El terror psicológico se centra en los temores y horrores que la propia mente puede crear. Y, un ejemplo claro de ello, es Silent Hill: Shattered Memories.


Shattered Memories es un remake del Silent Hill original, pero no. El sistema de juego es bastante distinto, y la historia, aunque tenga protagonistas conocidos, no es la misma. La versión que he jugado, es la de Wii.

Primeros minutos
La historia comienza con el psicoterapeuta Michael Kaufmann analizando a su paciente. Es entonces, cuando entramos en sus recuerdos, y nos ponemos en la piel de Harry Mason. Tras despertar de un accidente de coche, descubre que su hija Cheryl ha desaparecido, a las puertas de Silent Hill. Desesperado, comienza a buscar a su hija. Con sus recuerdos fragmentados debido al accidente, Harry tiene que enfrentarse no sólo a la desaparición de su hija en un pueblo que está paralizado por una tormenta de nieve, sino al hecho de que hay algo, quizás sólo es su mente, pero cada vez más, las visiones de otro mundo aún más helado y caótico le asaltan, y su memoria se vuelve más y más confusa...



Profundizando
La jugabilidad es, para mi gusto, muy débil en el manejo y posibilidades, y "aceptable" en puzzles. Esta parte no es su fuerte, siendo la historia lo que más mimado está.

¿Cheryl? ¿Cheryl? ¿Cheryl? ¿Cheryl? ¿Cheryl?


Manejaremos a Harry con su siempre fiel linterna mientras se mueve por los edificios y calles de Silent Hill, y poco más. A medida que nos movamos, encontraremos personajes, lugares, carteles, que nos indican nuestro siguiente objetivo, o nos dan lo necesario para continuar, en forma de números telefónicos, mensajes y sms, fotos que recibamos o hagamos, o recuerdos y conversaciones que extrañamente (o no) podemos escuchar, todo ello gracias a nuestro genial móvil de última generación.

Harry no usa armas, no lucha, no combate, no puede. En los momentos en los que nos ataquen, sólo nos queda una opción: huir. Mientras huimos podemos tirar objetos del camino para entorpecer a los enemigos, y encontrar en sitios específicos bengalas con las cuales los monstruos que nos persigan se asustarán, y viajar con tranquilidad hasta que se apague en poco tiempo.


Francisco y yo, artistas pintando la casa de Henry.

Sobre los puzzles, son sencillos, y se solucionan con facilidad, sin más problemas. Quizás a veces haya problemas para encontrar algún que otro número, puede que mientras corras te pierdas en el laberinto de puertas, pero con relajarse un segundo, no hay ningún misterio ni dificultad. Y, en cuanto a los tests del psicoterapeuta, quizás te diviertan y sorprenda el resultado final, pero, más allá de variar el desarrollo de la historia y su final (cosa común en la saga), jugablemente sólo sirven como mera curiosidad.

Historia
El argumento es caótico en muchas ocasiones, con muchos saltos, momentos que pueden ser sin sentido para muchos, hasta que descubres la verdad. Los flashbacks, cambios repentinos, conversaciones que escuchamos en el móvil, no tendrán sentido hasta avanzar. Además, como ya es costumbre de la saga, dependiendo de lo que contestemos en el test psicológico, además de lo que miremos y hagamos mientras juguemos, la historia y su final variarán, Aunque la base del final, no, un final, que sorprenderá a más de uno al conocerlo, y gustará.

En menos de 6 horas, os aseguro que podéis acabar el juego, incluyendo cinemáticas. Pero es comprensible la poca duración, ya que, ¿querrás conocer toda la historia y los finales alternativos, no? Para eso, tendréis que empezar, y cambiar lo que habéis hecho. Pero esto no sorprende, si conoces la saga.

Vista y oido.
Gráficamente es aceptable, acorde, pero con pegas. En ocasiones aparecen sombras imposibles, dependiendo de como apuntemos con la linterna. Pero es destacable el diseño de los personajes y los rasgos faciales, que para mi forma de verlo, sacan lo mejor de Wii. En cuanto al sonido, bien modelado, cada efecto en su justo momento, aunque, debido a la forma de jugar, no siempre consiguen el efecto que desean, y a veces, se hacen extraños y sin sentido. Pero la música, bien cuidada, perdona todo eso. Cómo curiosidad, escuchad el tema Ice...¿no os recuerda a Half Life 2? x3

Something is telling you nothing can change where you are again. Why should it matter? Your dreams of a child...innocence is gone, only fear to play with. Faces are changing but nothing is changing the pain. Too late.


Conclusión.
Un juego que llega a aceptable, pero que pierde mucho por la jugabilidad. El argumento es de lo mejorcito, pero, a menos que tengas mucha necesidad (o aburrimiento), para mi es cansado repetir de nuevo teniendo en cuenta la forma de jugar, aunque merece la pena por conocer los cambios.

Para los fans de la saga, no lo deben dejar pasar como curiosidad, un spin-off, ya que da un giro de tuerca a toda la historia de la saga Silent Hill, siendo un problema no tan "mágico". Para los que no conozcan la saga, es recomendable si queréis conocer una historia mimada y variable, pero no si queréis un juego casual o buscáis aterrorizaros. El terror psicológico suele ser muy personal, muy centrado en su protagonista.

Corto, sencillo, y barato, seguro que lo encontráis por menos de 10€, pero, vuelvo a repetirlo, mimado a pesar de todo, y muy interesante. Dadle una oportunidad.