12 febrero 2011

Magic: The Gathering - ¿Timo o diversión?

Hace un par de semanas, me reenganché a esto de los juegos de cartas coleccionables. Encontré unos mazos llenos de polvo en una esquina de mi escritorio, y dije "joder, ¿dónde estará el resto?" Así que comencé a rebuscar más, y encontré aquel maletín en el que estaban todo el resto de cartas, debajo de la cama. Me puse a mirar una por una las cartas, a recordar las jugadas que hice, las partidas que gané, las cartas que perdí. Nostalgia en estado puro, al recordar una afición que llevaba casi 4 años sin tocar. Estuve casi unas 5 horas ese día, mirando cartas, recordando, y reorganizando mazos mientras decía para mi mismo cosas como "así con razón no podía hacer nunca aquello" o "¿como cojones podía funcionar esto?".


Después de hacer un mazo decente y a mi gusto, y probarlo varias veces contra "mazos virtuales", pensé...¿cuantísimo dinero me habré gastado en esta afición? ¿Acaso estaba loco o algo? Es decir, ¿merece la pena gastar tu dinero y tiempo en Magic: The Gathering?

Así que, para responder a esa pregunta, me puse a analizar un poco el precio. Haciendo cuentas, en precios de carta/sobre, cada carta saldría a una media de "precio primario" de unos 33 céntimos de euro por carta, si ponemos que compré todos los sobres en tienda física, costando cada uno unos 5€ y traen 15 cartas. El precio de cada mazo de inicio/experto, rondaba unos 15€. Es decir, que cada carta de un mazo prefijado, te sale a una media de 25 céntimos/carta. Así que, dejemos que la media del precio por carta total que he gastado, se queda en unos 0,35€/carta. Eso, así dicho, parecería poco precio. Pero multiplique usted por las cientos de cartas que tengo, y le saldrá una cantidad que ronda los más de 300 euros, que teniendo cuenta que era dinero de la paga, pues se puede decir que duele mucho más ese pellizco. Gasto inicial para tener algo decente sin saber realmente lo que hacía. Eso, es, lo que yo gasté.

A eso, sumad que cada año, salen unas 4 expansiones nuevas de Magic, cada una con unas 200 cartas más o menos (algunas 350, otras no llegan ni a los 150...). Estas 4 ediciones son la edición del año actual, y las 3 ediciones del bloque que Wizards of the Coast ha decidido crear este año. La edición del año actual, no es más que la misma del año pasado, pero con algunas cartas retiradas y otras nuevas añadidas que entraron con bloques anteriores, y deja obsoletas a cartas del año anterior para muchos de los torneos. El bloque del año, añade en cada una de sus partes, nuevas habilidades, formas de jugar y tipos de cartas, que dan lugar a estrategias nuevas y anulan muchas anteriores. Además, es el formato del año, así que el del año pasado, no sirve en la mayoría de formatos de torneo. Sumad además, prohibiciones de cartas, o limitaciones en algunas para torneos que acepten bloques y ediciones diferentes.
Por lo tanto, los jugadores de Magic con vistas a torneo o los que juegan con amigos buscando cartas más nuevas y mejores para vencerse entre ellos, necesitan estar continuamente renovando su mazo, y consiguiendo nuevas cartas, para que así sus estrategias no se queden desfasadas ni anuladas, lo que supone un gasto continuo, un consumo perpetuo para encontrar la carta que necesitas, ya sea por sobres y suerte, o comprandolas sueltas y caras (lo que se dice, a precio secundario).
Añadamos que existen también, aquellas personas que no sólo juegan a Magic, sino que les gusta tener todo, porque son unos coleccionistas. Admeás, todo jugador serio de Magic, aunque no quiera coleccionar, necesita tener por lo que ya he dicho arriba, la mayor cantidad posible de cartas para tener una estrategia más actualizada y eficaz en su mazo, lo que obligatoriamente lleva al coleccionismo.

Hay que admitirlo: Magic, es un complejo capitalista enorme, formado para que una vez entras, no puedas seguir dentro a menos que sigas invirtiendo más y más dinero, ya que si no lo haces, todas tus estrategias, serán completamente inútiles, y tus cartas, no podrán ser usadas (oficialmente).

Imaginese esta misma escena, pero cada año con actores diferentes, y más cara.


Una vez visto el gasto, y admitido que este juego, está totalmente pensado para enganchar y succionar tu dinero, vayamos a la pregunta inicial: ¿acaso, visto lo visto, podemos decir que Magic: The Gathering es un timo? No, no podemos. No aún. Hay que tener en cuenta, que existe el factor diversión. ¿Y como podemos evaluar la diversión? ¿Se puede medir, ya no las horas, sino el entretenimiento que me dieron el hacer un mazo, y la siguiente satisfacción de ver que vence, o la decepción, seguida de picarse al perder? Si existe un método, yo la verdad, lo desconozco.

Teniendo todo esto en cuenta, puedo deciros sólo una respuesta a la pregunta de si es timo o no: depende completamente de cada uno. En el precio, hay que comprender, que aunque abusivo para muchos, la empresa que dirige Magic no es un servicio humanitario, y busca lo que toda empresa busca: beneficio. Eso hace que el precio sea como es, y que Magic no sea un juego para todos. ¿Eso justifica que cada año Wizards cambie todas las normas y tengas a actualizar y gastar? Claro que no, no hay derecho a variar un juego completamente y darte un gasto mucho mayor, además al entrar en Magic, desconocías eso. Pero es un riesgo por el que normalmente, sólo el jugador de Magic serio debe preocuparse. Si quieres echar unas partidas con amigos, no tienes porqué tener esos gastos enormes (salvo si tus amigos van muy en serio).

Dicho lo dicho, para mi, no ha sido ningún timo. Siempre he sabido lo que pagaba, y aunque luego me equivocase, nadie me engañó para gastar el dinero. Pero claramente, veo completamente injusto, que con todo lo que he invertido en este juego, 4 años después, mis cartas y estrategias en competiciones, no sean válidas.


Gracias por leer este tocho, y buenas noches!