22 septiembre 2009

Bakuman, quiero ser mangaka

Este es uno de esos Manga con los que te topas, dices que la idea está poca pensada, pero al final te va dando gustillo leerlo. Os hablo de Bakuman, de autoría de los mismos que hicieron Death note.


Es digamos un manga shonen bastante actual, surgido en 2008, nos trae la historia de dos estudiantes de 9º grado japoneses que desean convertirse en profesionales del Manga (mangakas), Moritaka Mashiro con el dibujo, y Akito Takagi con la escritura. A pesar de que así de comienzo pueda parecer un planteamiento simple, le di una oportunidad ya que, bueno, recordad que es de los autores de Death Note.

Impresiones, videos, y el 1º capítulo:

¿Has leido lo del video? Pues era una mentira, una falacia si lo prefieren. O una boma pesada. No hay anime de este. Ojalá lo hubiese.

Me ha sorprendido. La verdad, pensé en un principio que iba a ser una tontería, pero llevo leidos ya unos 30 capítulos, y sigo. Lo más interesante, es que esta obra nos muestra como funcionan los engranajes del mundillo del cómic japonés, y nos ayuda a entender porqué ese Manga tan bueno que viste por internet en Deviantart, resulta que no es tan famoso como creías, o lo poco fácil que es entrar en una revista como la Shonen Jump, además de algunas cosillas más y curiosidades. Claro, que si el manga es solo eso, menuda mierda, ¿no?

Bueno, pues eso es solo un matiz. La historia de Mashiro y Takagi comienza un día en que Mashiro, por cosas de la edad de los 14 años, se le olvida la libreta, y al ir a recogerla, ¡oh sorpresa! Takagi la ha cogido y ha visto que Mashiro dibuja bien. Así que, literalmente le intenta chantajear para que se una con él, que se considera un gran escritor, para ser mangakas. Claro, Mashiro le rechaza, ya que es una bobada y le explica que es casi imposible conseguir siquiera ser publicados. Pero claro, selamour, el amor está por ahí. Takagi, sabiendo que a Mashiro le gusta Azuki, y a sabiendas de que esta también sueña con ser una gran seiyu (dobladora), "consigue" que tanto Mashiro como Azuki se hagan la promesa de casarse en cuanto ambos cumplan su sueño. Claro, es evidente que Mashiro ya acepta la propuesta de ser magaka, para que Azuki doble su serie.

En resumen: al prota le gusta la tía, y solo podrá estar con ella si se hace mangaka. Y claro, el amigo se aprovecha Nada más.

Un poco de juventud, otra pizca de soñadores, introducelo dentro de una trama amorosa con algunas gotas de competividad, esporlvorea un poco de cultura mangaka, agitalo con bastante empeño con los autores de Death Notes como catadores y creadores, y tenemos un buen Manga. Ya van por el 4 Tomo, y acabando el último.

Si no me crees, y aún no te gusta, compruebalo tú mismo. Y luego me dices.
Cap 1