25 enero 2009

Prince of Persia, análisis e impresiones

Tras alquilarme el juego 2 veces y pasármelo (de sábado a lunes 2 veces), voy a dar mi opinión definitiva sobre el nuevo Prince Of Persia:

Título: Prince Of Persia.
Género: Aventura-Fantasía.
Distribuidor: Ubisoft.
Precio: 60-70€ (depende de la consola)

Primeros minutos.
Al ponerme a los mandos del juego, lo primero de lo que uno se da cuenta e de el cambiazo gráfico que ha habido desde los anteriores, de un estilo semirealista, a cellshading puro y duro. Esto no quiere decir que la calidad gráfica sea menor, es más, supera con creces las expectativas, y le da un aire más fantasioso a la historia. Lo segundo de lo te das cuenta si has probado la saga de las Arenas del tiempo, es del cambio de voz y actitud del Príncipe: de ser un guerrero que solo desea ver su país en paz, serio y calmado, a ser un príncipe aventurero que solo quiere obtener oro para gastarlo en sus placeres, con un pensamiento un poco infantil. Además, se ha decidido simplificar los controles, dejando así un solo botón que servirá para escalar, saltar, y las maniobras complejas se harán pulsando el salto y el botón adecuado, así como una nueva herramienta, la garra, que nos ayuda a escalar o descender con más seguridad, o hacer otro tipo de ataques.

Profundizando
La trama no tiene nada que ver con el resto de historias, este es un nuevo Príncipe, que ahora lucha por otra causa, y sin comerlo ni beberlo, se ve envuelto en una lucha contra el dios oscuro Ahriman, que ha comenzado a corromper todo cuanto puede con sus poderes. Las constantes referencias a Farah, no hablan de la joven princesita de las anteriores entregas, sino de la burra en la que cargaba todo su oro, y olvidaros también del poder de las Arenas, eso de volver atrás si hay un error, ya no es posible...porque NO PUEDES COMETERLOS.


Así es, es completamente imposible morir, porque esta vez, no estarás solo, sino que otra princesa, Elika, imbuida con los poderes de la luz de Ohrmazd, estará a tu lado siempre que necesites que te eche una mano (pero no dos, siempre una). Cada vez que caigas al vacía, te engulla la oscuridad o un enemigo te venza, no solo no morirás, sino que recobrarás salud y estarás en un punto alejado del peligro. Pero no nos engañemos, en realidad, SI HAS MUERTO, solo que en vez de salir una pantalla grande con letras góticas que te lo confirme, eres transportado a un "checkpoint", o un punto seguro, aunque, esto hace que muchos sintamos que falta dificultad para el juego.

Bastante fácil
Si no os parecía poco, no solo no puedes, técnicamente, morir, sino que no hay enemigos, o al menos, el plural de la palabra. Los monstruos, surgidos de humanos o animales corrompidos por el dios oscuro, aparecen de estelas huracanadas de corrupción, y de uno en uno. Los combates, son cinematográficos, y se combinan las habilidades acrobáticas y con la espada del Príncipe a los poderes de la luz y magia de Elika, y la vida del enemigo se ve marcada por una barra en el inferior de la pantalla, dejando las luchas en algo bastante simple.

Además, el recorrido del juego es totalmente irregular, es decir, no debes seguir una ruta prefijada, en cambio puedes ir hasta el final y volver al principio, cambiar de zonas, etc, con total libertad, en conclusión, un juego no lineal, y las escenas y enemigos se van adaptando a tus actos. Por ejemplo, si decides purificar primero una de las últimas zonas y vencer a su jefe, el resto de zonas y enemigos se volverán más fuertes, y las escenas cambiarán, aunque finalmente tratarán la misma historia.


Visto y oído.
En cuanto a la calidad gráfica, es sublime, en lo que cabe del cellshading: los escenarios, dependiendo de si están sanados o no, cambiarán por completo su estado. Son enormes, tremendamente enormes, y cambiantes, puedes pasar de un jardín de ensueño, a una fortaleza o unos molinos de viento. Además, el viento, la ropa, la arquitectura, son casi perfectas. Si te paras un momento, puedes creer que es un cuadro que ha cobrado vida, y apreciar como las nubes fluyen, como el pelo se mueve o como se mueven Elika y el Príncipe. Aún así, hay a quienes no convence este radical cambio a estilo animación, y no aprecian esto, solo se limitan a ver que ahora no son "reales", sino dibujos animados, y se ciegan a si mismos.

Tampoco el sonido se queda atrás, con una banda sonora con toques arábicos y que varia según las zonas y el momento, como en el resto de entregas, mucho más que aceptable, además de efctos de sonido bastante acertados, y algunos que recordamos de los otros juegos. En cuanto al doblaje, no es el mejor. La decisión de cambiar la voz del Príncipe, es acertada si tenemos en cuenta su nueva actitud, aunque la mayoría echaremos de menos una voz más grave y profunda como en el resto de Príncipes.

Conclusión
Un juego muy bonito y grande, bastante largo si completas todas las misiones extra, que puede desagradar a quienes aprecien el realismo frente a la calidad, extrañar a quienes les gustase dominar el tiempo, molestar a quien le guste la dificultad, desilusionar a quien le guste la rejugabilidad, y encantar a quién quiera disfrutar de una buena historia o reírse un rato con la inmortalidad.

Puntuaciones:
Gráficos: 89%
De los mejores Cellshading, pero puede desagradar a quienes quieren algo más realista.
Sonido: 98%
Una banda sonora excepcional, a la altura del resto de entregas.
Traducción: Completamente en español, 72%
Bastante bueno, aunque mala elección del doblaje del Príncipe.
Jugabilidad: 67% (10 horas mínimo)
El no morir, el repetir de las acrobacias y sus pocas cualidades para rejugarlo, lo hacen desfallecer mucho en este sector, aunque su libertad le hace subir.
Trama: 95%
Gran historia, con buena adaptación a la libertad de juego, aunque escapa del resto de entregas.

Suma de Resultados (421)/ Nº Factores (5)
>
Total: 84,2%

2 han dicho algo:

CHuLe dijo...

Hola!

Yo he visto un poco de que va el juego y no me ha gustado nada la jugabilidad, lo de la tia que te salva siempre es un rollo. Nunca mueres xD.

De todas maneras, buena reseña!

Devotional dijo...

Nunca me ha enganchado la temática del Prince of Persia (he de aclarar que tampoco he tenido economia para tener alguna entrega). Pero el hecho de que "no puedas morir"... nose, no me gusta.

Siempre me ha gustado aquello de gritar
"Mierda!!, no me he acordado de grabar!!"