31 agosto 2014

De 2º año de carrera

Estamos a pocas semanas de que otro verano se esfume, y creo que es hora de poner al día este blog viejo. De poco y mucho podríamos describir lo que ha pasado últimamente, y desde el principio os digo que este verano ha sido mejor que el anterior.  Pero antes os contaré qué tal va mi carrera universitaria en Comunicación Audiovisual. Así que, para el que le interese, escribo de nuevo. A ver si el calor me deja pensar bien.

Para empezar tengo que contar que el segundo año de carrera casi se pasó volando. Si ya os contaba hace tiempo que 1º fue descubrir a personas, en segundo he descubierto aún mejor a esas personas. Vayamos por partes.

Pasen y vean compañeros.
Segundo de carrera sirve para un poco más que primero. Un poquito más, y serviría aún más si hubiésemos tenido profesores decentes. Comprendo que hay personas que ejerciendo la labor de profesor ya están un poco quemadas, o incluso desactualizadas, porque todos somos humanos (se supone) y nos desgastamos. Pero si el 70-80% del profesorado está así, habría que replantearse el dejar pasar a sangre nueva que mejore la calidad. Incluso algunos profesores que estaban al día de sus cuestiones pecaban de no saber expresar su conocimiento, llevando a muchos (como en mi caso) a leer varios libros enteros porque las explicaciones de maestro eran inentendibles. Hasta tuve un profesor que directamente explicaba invéntandose cosas y tan bajo que nadie le escuchaba, y otro que directamente leía la puta wikipedia en clase, ¡LA JODIDA WIKIPEDIA!


Comprendo que un profesor universitario tiene su doctorado y mil trabajos de investigación detrás, que tiene "más que demostrado" su calidad y valía, pero si después de eso no saben dar clase, o se toman exageradamente en serio su asignatura (cuya aplicación en la vida real siendo sinceros es cero), sería mejor que se pasasen a Magisterio y aprendiesen un poco de trato con el alumnado. Casos honrosos se salvan de ese problema, profesores excelentes con los que me planteo incluso hacer el trabajo de fin de carrera. Pero son pocos, demasiado pocos, y eso es muy triste.

Es una pena que sigan existiendo asignaturas cuya aplicación práctica es ínfima, pero ese profesorado pegado a su título cual mosca al pastel lucha para que siga siendo obligatorio pasar por la criba de sus enseñanzas pierde-tiempo, así que toca seguir aprobándolas. En ese aspecto puramente académico, saco unas pocas asignaturas que de verdad sigo aplicando a día de hoy, como guión y narrativa (si, soy así de raro). Incluiría edición, pero no lo haré porque no fue la universidad la que me enseñó a editar, y mucho menos su pr-pr-profesor.
Dragon Slayer Gaiden
Si mal no recuerdo, cuando terminé 1º pensaba que muchas personas que no tenían claro lo que hacían o no estaban preparados para la carrera acabarían dejándola, yéndose a cosas más prácticas o encontrando otra aspiración. Al final pocos han cumplido ese pensamiento mío y siguen insistiendo en este arrozal. Como ya dije en su momento, no pretendo obligar a nadie a nada, simplemente en mi opinión esta carrera es vocacional y no podemos considerarla una extensión de bachillerato. Perder el tiempo en algo que no te gusta, decir que lo haces "por hacer algo", es la peor decisión que puedes tomar en tu vida. Yo ya estuve tiempo haciendo cosas "por hacer", pero no una carrera, y con ello vi un poco de luz en el camino. Una carrera es demasiado tiempo y dinero, y hay tantas otras posibilidades para descubrir lo que te gusta, que seguir sin ganas ni objetivo ya, a vistas de 3º, es un absoluto error.

Por suerte y como es de esperar no todos están en esa situación, y muchos que dudaban de su meta ahora la ven un poco más clara, o incluso la cambiando por completo, iniciando algo nuevo, o han remarcado la que ya tenían. Eso me llena de orgullo en gran parte: después de todo, son mis compañeros, y les he visto crecer durante ese tiempo.

Comienzan a aparecer proyectos, ideas nuevas y la gente se anima cada vez más a moverse, la timidez rompe sus barreras y la gente empieza a ser más abierta. A medida que vas creando lazos, débiles o fuertes, descubres el pasado y las aspiraciones de esa gente, logras nuevas experiencias, y eso es lo que realmente debemos buscar en al universidad: gente afín, y gente con la que contar para nuestras ideas.
Video al azar

A las puertas de 3º de carrera se nos exige especializarnos en alguna de las ramas por las que podemos salir, y es importante tener una idea, aunque sea ligera, de qué queremos. Hay tantas cosas que nos llaman, pero se nos obliga a elegir y desechar el resto. Es una lástima aunque es lógico, nadie puede ser el señor renacentista que todo lo sabe hacer. Así que por mi parte me lanzaré por la parte más acústica (quién lo hubiese dicho), aunque quizás sea un salto al vacío. Pero al menos he decidido, y eso amigos, es lo más importante: decidir por ti mismo.

No puedo decir que el año esté terminado cuando aún tengo que pasar por los exámenes de Septiembre, así que lo diré cuando los haga. La verdad, estoy confiado y no me va nada mal, sé que puedo pasar al próximo año y hacerlo sin problema, y con buena nota además. Más me vale si quiero que me den la beca.

¡Hasta la próxima!