25 octubre 2012

Black Lagoon

Las japoneses son muy dados a irse de la olla. Aunque cada vez ese puesto está más a favor de los rusos, Japón siempre seguirá siendo ese lugar donde surgen series disparatadas o de temáticas casi impensables en occidente. Y Black Lagoon es una de ellas, no por disparatada, si no por vil y cruel.

Black Lagoon
Acción, crimen, psicológico, ficción
12+12 Episodios, 5 OVAs
Rei Hiroe / Madhouse

Okajima ha vivido un vida simple y típica como un ejecutivo más para una gran empresa japonesa. Un día, es secuestrado por la "empresa de transportes no muy favorecida ante los ojos de la ley" Black Lagoon, formada por el afroamericano y culto Dutch como jefe, el informático y pasota Benny, y la maligna pistolera Revy "Two Hands", que no tardaría en apodar a Okajima como Rock (un juego palabras). Tras ver que tanto su empresa como su propio país lo dejan abandonado, decide unirse a la compañía Lagoon y sus miembros, en la olvidada y corrupta ciudad de Roanapur en Tailandia.


Con un planteamiento inicial bastante duro, Black Lagoon se introduce en una faceta tenebrosa del mundo y dura. La ciudad de Roanapur representa la total vileza y destrucción del ser humano en sociedad, un lugar dominado por principalmente 3 bandas que no tardarán en darse a conocer como clientes habituales de Black Lagoon. Más que a hablarnos de cómo funcionan estas organizaciones y la compañía Lagoon, la serie está encarada a ver como reacciona Rock ante un lugar totalmente a la inversa de la pacífica Japón, además de mostrar poco a poco las razones de por qué cada cual es como es. En Roanapur nada se salva de la maldad, como bien dicen, "es la ciudad de los muertos, que envidian a los vivos". 

China norteamericana tatuada pistolera asesina psicópata. Oh si, justo mi tipo.

Lo más sorprendente de la serie es la cantidad de chicas totalmente malignas que hay. Nada de amor, nada de cucadas. Y el ejemplo más claro es Revy , y su desprecio por la vida humana. Es una máquina de matar que no conoce la piedad en ningún instante, salvo por Rock, que parece tener cierto control sobre ella.. Pero no sólo son asesinos, los personajes realmente son conscientes de todo lo que están haciendo, y eso se demuestra con la cantidad de referencias a películas, actores, libros, hechos históricos y personalidades del crimen y del mundo de las armas que hacen.

De todos modos, hay ciertos momentos en los que se puede hacer pesada, incluso incomprensible, debido a todo el entramado político-moral que hay en algunas ocasiones, y lo único que se entiende es muerte y caos, cosa que va más allá a medida que llegamos al final. Pero como ya se ha dicho, todos tienen sus razones, incluso la mosntruosa Roberta.


Hola Mami de Madoka Magica. Soy tú pero con más mala leche. Mucha más mala leche. Y no me hace falta magia.

En conclusión, una serie recomendable, pero nada más. No es de las mejores, pero el hecho de dar un enfoque más claro a lo oscuro, ese intento de que empaticemos con los personajes, es destacable. Si no tienes ninguna otra serie que ver, o te gustan la sangre y la pólvora pero con cierto sentido, es una buena opción.

Hay cosas mejores, pero esta es sólo mi opinión