03 diciembre 2009

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet

Conseguido. Ya no hay problema (en parte)

Conclusiones


Esta maldita propuesta se ha extendido por toda la web española desde ayer como el Lorem Ipsum por la escritura. Así que aquí no vamos a ser menos y también copypasteamos un poco, sumándonos así una entrada de relleno. Pero con mucho, mucho relleno, y muchas, muchas fuentes y apoyos.




Para poneros en situación, el manifiesto que viene a continuación aparece debido a que la nueva Ley de Economía Sostenible, esa que apareció ayer, pretende, entre otras cosas de supones gran importancia, basicamente jodernos. A partir de ahora, si alguien lo denuncia, una web podrá ser cerrada sin intervención judicial por el simple hecho ya no de tener contenidos de descarga, sino por cualquier contenido con copyright que se verifique, por los órganos competentes (que finalmente viene a ser la SGA€). Osea que incluso este blog que leéis podría ser borrado por contener un maldito link de descarga de una canción. Y, señores, eso no mola nada.

Manifiesto seguidamente, y luego mi opinión.

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…


1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.



Y ahora alguien dirá: "ah, bueno, me da lo mismo, como yo no tengo web...". Pues a ese hay que decirle que tenga en cuenta lo siguiente, y es que si el bloqueo y cierre de webs va a darse, sería el fin de las descargas en P2P con Emule, Torrents, Ares, así como que se acaban las distintas descargas directas. Además, están directamente apropiandose del poder judicial, o sea que serán jueces y verdugos, aunque más de lo segundo que de lo primero.

Por otra parte, también debería preocuparnos el tema de la privacidad y la libertad. ¿A ti que coño te importa lo que yo esté descargando? Es algo estúpido intentar controlar las descargas, porque el simple hecho de conectarte implica el envió y recibo de información, que en base es subida y bajada de archivos, aunque sean temporales. Si nos ponemos a mirar que descargamos y que tenemos copyright o no, no podríamos siquiera actualizar el antivirus si tenemos una versión de prueba, o entrar en Google, su logo tiene copyright.

Y aquí entra tu libertad. Porque no podrás defenderte si cierran X web y ya no puedes mirar nada en ella, porque no habrá entidad judicial a la que dar tu queja, ni proceso que te permita defenderte o hacer llegar esa queja, y por lo tanto siquiera te verás las cara con el supuesto afectado o su representante.

Ahora, este manifiesto no es ninguna tontería, y ya ha tenido con sus más de 100.000 firmas una repercusión directa, y que ha llevado a una reunión de emergencia del Ministerio de Cultura con diversos representantes de la web. Cosa que parece no importarle al Ministerio de Cultura, que sigue erre que erre con que cerrará y descolgará toda web española que aloje contenidos con Copyright no autorizado, y bloqueará el acceso español todas aquellas del extranjero que posean contenidos con Copyright.

Intentan mantener a unos intermediarios que no merecen seguir existiendo, que entorpecen y encarecen todo lo que tocan, ya que Internet permite que no sean necesarios, poniendo en la web cualquier artículo para que el consumidor lo consiga. Las empresas intermediarias hicieron lobby para que no ocurriese, pero el potencial de Internet se impuso. Internet hace eso mismo, eliminar intermediaros, borrando del mapa la INDUSTRIA de la cultura, no a los artistas, y así se reducen los precios, el tiempo y la distnacia entre creador y consumidor. Y por desgracia, el efecto de la industria que se oculta en lo que llaman cultura, ha tenido éxito en su lobby, como parece que vamos a sufrir.

Tal y como dice como dice Nacho Escolar, se puede resumir que lo que ocurre es más o menos esto:

No sé a vosotros, pero a mí me recuerda a la Gran Muralla China. De aprobarse la ley, no sólo existirá el mecanismo para cerrar páginas españolas sino también bloquear todo tipo de servicios digitales que, según ese comité, vulneren la propiedad intelectual. El Internet en España no será el mismo que en Francia, o en Estados Unidos, y tal cosa no la decidirá un juez, sino una comisión nombrada por el Gobierno. Es lo mismo que pasa en China o en Cuba.

No seais tontos. Nos van a joder a todos y a todas si finalmente sale a flote. Haced algo. Copypastead el manifiesto, quejaros, enviad una carta al ministerio, twittead este tema.

Pero haced algo, o Internet libre, seguro y privado como lo conocemos, se acabrá para España.

Manifestaciones segun tu localidad