11 noviembre 2009

Retroanálisis| Oddworld: Abe's Odyssee

Bienvenidos a Oddworld, hogar de la famosa y amable empresa Rupture Farms, que alimenta a sus vástagos y a cualquier raza de nivel igual a los Glukons con la mejor carne de todos los animales imaginables. Menos de Meench, ya no nos quedan. Y como el resto de animales se nos están extinguiendo también, cogeremos a nuestros esclavos, los Mudokon, y los venderemos como comida. Pero el caso es que tu eres un Mudokon, y te has enterado de eso, y claro, no te hace ni pizca de gracia. ¿Que de que os hablo? Pues del ya viejo, pero conocido Abe, del que hoy quiero hacer un pequeño comentario.


Título: Oddworld: Abe's Odyssee
Género: Plataformas 2D
Plataformas: PSX, PC
Distibuidor: GT Interactive
Desarrollador: Oddworld Inhabitants
Fecha: 1997
Precio: ???

Lo primero que recuerdo al oír Oddworld: Abe's Odyssee.

Aún recuerdo a Abe tocandose la cabeza y haciendo ese "uiuiui" para controlar a los guardas y abrir puertas, tirandose pedos con sus compañeros esclavos, mientras que unos esclavos se reían de los pedos, otros se tapaban la nariz. ¿Como es que un bicho verde-azul, con ojos saltones y amarillos, la boca hilada y con un tentáculo en al cabeza al estilo Majin Bu puede ser tan entretenido? Bueno, esa es una pregunta de esas que no tienen una respuesta clara. Quizás era por el humor del juego, quizás era por la dificultad (ains, los juegos difíciles, que tiempos!) que me hacia tirarme de los pelos siendo un criajo, o quizás simplemente porque molaba ver como usabas los poderes mentales con L1+R1 y ¡pum! Un guarda reventado en pedazos, y Abe riéndose. Es como preguntar porque a la gente le gusta Mario, siendo lo que es.

Con simpleza y sencillez, una historia que no tiene nada de pensado (aunque muchos digan que es una crítica a la sociedad capitaista que blahblahblah), Abe consiguió engancharme durante días, a mi y a todo el que jugaba. La historia abarca poco más de lo que ya os he contado más arriba, añadiendo cosas como que la Gran Cara elige a Abe para una misión y tal. Además, unos tutoriales integrados que para nada molestan, es más, molan, ya podrían aprender hoy día. Además en completo español. Dime si eso no molaba en 1997.

Jugandolo y viendolo

La banda sonora no es muy, digamos, espectacular, es sencilla, cumple, y pasa desapercibida pero hace bien el ambiente. Para esos días en los que salió, donde graficamente dominanban las 3d, Abe era un juego poco actual al estar en 2d, aunque con unos cambios de plano conseguidos, modelos y personajes bien acabados, fondos que actuaban bien, en la medida que dejaban las 2d, además de cinemáticas (espectaculares para la época y que hoy siguen teniendo un nivel aceptable) que no se cortaban con un telón negro y te dejaban pasar al juego, sino que se movian e integraban como si fuesen parte del playtrougth, que, a decir verdad, es uno de los playtrougth más curiosos que jamás he vuelto a volver a ver.

No es porque sea plataformas, porque al ser plataformas tiene los típicos movimentos de correr, saltar, rodar, con el añadido de la psiquica, y zonas secretas (pocos lo tienen), pero hay algo que creo no haber visto jamás en ningún juego de este tipo: hablar. Si, hablar con tus compañeros. Es la única forma de que te hagan caso, es evidente, y además hay que tener cuidado, porque hay algunos, que son tan tontos que si les dices ven aquí, vendrán y pisarán esa mina que tienes justo delante y morirán, y otros que son tan cabezones, que tendrás que darles un tortazo (literalmente) para que te hagan caso. Eso, ya os digo, no lo he visto en ninguna parte.

La saga Oddworld, tuvo varias entregas más, pero esta, fue la primera, y es la que más me gustó de entre todas, ya que la segunda parte estaba bien y traía algunas novedades, pero las siguientes dejaron a Abe por otros, y, que decir, todo el mundo llamaba a este juego el Abe, y un Abe sin Abe pues...ya me diréis si tendría éxito.

LOL, LMAO, Abe ha abierto el gas de la risa, ROFL.


Simplemente, es un must-have, un juego que debes tener ya sea bajado u original, pero pruébalo, y si ya lo has probado antes, echate una partida con los colegas otra vez, que pasareis un buen rato y reviviréis viejos tiempos.