15 julio 2011

La prematura Octava Generación

Ya iba siendo hora de hacer una entrada de juegos. Y, es que, últimamente ha habido muchísimo movimiento en el mundo videojueguil, como todos sabréis. Decenas de presentaciones, novedades, lanzamientos. Pero lo más destacable, es que ya hemos visto como comienzan a salir a la luz una nueva generación de consolas. Si, ya entramos en la octava generación.

La primera en lanzarse a la piscina de la novedad ha sido Nintendo. De hecho, ha sido la primera en lanzar una consola que presume ser de octava generación, la Nintendo 3DS, que nos hace una idea de como será este nuevo terreno de juego, con unas bases indicadas que aprece que seguirán las consolas venideras.

¿Esta generación es ya un fósil?


- Más potencia. Tanto gráficamente, como en procesado y sonido. Un hecho lógico, estamos en una generación nueva.
- Funcionalidad online expandida. Ofreciendo decenas de productos, juegos, musica, video, etc.
- Media Center total.
- Táctil, cámaras, 3D y 4D.
- Soporte para expansión de memoria. En el caso de 3DS, con tarjetas SD

Escuetamente, es lo que nos muestra esta consola pionera acerca de como será la generación que nos llega. Pero, para mi mismo, pienso...¿no estamos siendo demasiado rápidos en hacer borrón y cuenta nueva? ¿Acaso no estamos ante la llegada de una generación que, muy posiblemente, es demasiado prematura, demasiado solapada con la anterior?


Nintendo ha sido la que ha saltado y marcado el primer paso. Seguidamente, anunció y mostró la Wii U, algo totalmente inesperado que no deja indiferente a nadie, con un mando curiosísimo por decirlo así. Táctil, con Wii integrada (o algo así), detector de movimientos, sonido, voz, cámara, internet...y todo eso sólo en el mando. Sony no se ha quedado atrás, y también nos ha enseñado su PSP Vita, sucesora de PSP, con pantalla táctil, táctil trasero, cámaras... Microsoft, por su parte, parece planear algo también, y supongo, que seguirá el mismo esquema que ya os he dicho, como las anteriores.

Pero, en mi opinión, veo que las compañías están acelerándose demasiado. ¿Es necesario destruir ya la anterior generación, dejarla como obsoleta?

Las consolas actuales no están muertas. Están más vivas que nunca. Actualmente, y como resumen muy apurado, es cuando más juegos comienzan a lanzarse, tanto por parte de empresas como por parte de nuevos innovadores que lanzan sus juegos indies, ahora es cuando el multijugador toma más y más fuerza, el entorno cambia constantemente, las posibilidades Media Center se expanden más y más, dándonos opciones cada vez más jugosas en música, vídeo, lectura, noticias, y compras cada vez más comunes por la red. Y no hablemos de los complementos como Kinect, Wii-fit, PSMove, que han alzado y logrado mucha más variedad...aunque, bueno, todos sabemos que cualquier aparato que requiera moverte para jugar, está condenado a ser usado 2 días tras su compra, y luego en momentos puntuales en los que invitas amigos a casa. Pero cuentan como ventas.

El único problema que existe, es la piratería. Pero es inevitable. Desde aquí, digo que dejen de combatirla. No pueden ganar, ya que los que más saben no están entre sus tropas, simplemente. Así que, como consejo, lo que haría yo, sería mejorar más el juego online. Todos sabemos que si modificas la consola, el online se queda cerrado, ya que si entras modificado, quedas baneado. Así que potenciemos eso, demos razones a la gente para obtener originales. Es sólo un ejemplo de lo que podrían hacer.



Viendo el panorama actual, mi opinión es que esta octava generación está muy apresurada. Tanto, que más bien parece ser una 7.5, una generación que intenta superar el plano de la anterior, pero sólo la imita y añade pocas novedades, novedades que ya se han ido añadiendo en la séptima generación a medida que ha crecido. Y no sólo no trae novedades demasiado destacables, si no que también llega pronto, sin marcar una separación real entre generaciones, haciendo un solapamiento demasiado visible y exagerado. Como ya he dicho antes, la 7ª generación está aquí aún, y está renovándose continuamente, con nuevas reediciones y actualizaciones de las consolas y packs mes tras mes. Desde el punto de vista más económico, las nuevas consolas, además, implicarán para las empresas que quieran desarrollar sus juegos en ellas, una inversión nueva, insegura y arriesgada, además de más costosa y trabajosa. Porque, es lógica pura, ¿preferimos crear juegos en un sistema que ya conocemos, y que está vendiendo adecuadamente? ¿O nos lanzamos a uno desconocido, cuando tenemos otro que está vivo aún? La opción es obvia, creo.

En conclusión, y como ya indica el título, una generación prematura, acelerada, a la que por mi parte, no veo futuro. Y esta es mi opinión. ¿Qué pensáis vosotr@s?