30 abril 2011

Cuando los de arriba te paran

En el mundo de la informática y el software, los problemas más sencillos se suelen poder solucionar sin requerir a nadie, simplemente si sabes leer bien. Por ejemplo, si no sabes como registrarte en una web, busca el botón de registrar o de login, que andará por alguna parte. Pero en cuanto comienzan problemas más gordos, como cuelgues, ralentizaciones, caídas y demás, para encontrar la solución hay que ahondar más, preguntarle a google correctamente, requerir de ayuda en foros si google no nos ayuda, en twitter, a colegas...Si el problema persiste o no queremos tocar "vayaaserquerompasalgomás", habrá que pagar a alguien que lo arregle por nosotros. Eso es lo que a nivel de usuario suele hacerse.


Pero cuando el problema es en un PC que pertenece a tu empresa o a tu instituto/universidad, donde no tienes derecho a toquetear nada. Eso te obliga directamente a llamar al informático para que consiga hacer funcionar de nuevo todo. Todo esto viene a cuento de lo que ha sucedido en el curso de Técnico de Sonido que estoy dando.


Según la Junta de Andalucía, todos los ordenadores que han sido cedidos para uso público en escuelas (al menos en el caso de los cursos fp esto es así) deben llevar una serie de programas y regulaciones que ellos implementan, con el fin de dar seguridad y control al PC. En cualquier momento y mientras mantenga la conexión a la red, desde Sevilla pueden controlar estos ordenadores como quieran, ver todo lo que se ha hecho, los programas, los cambios, etc. De vez en cuando actualizan las regulaciones del sistema desde Sevilla, lo que supuestamente no debería dar problemas, pero los da siempre.

La primera actualización que he conocido la dieron hace unas pocas semanas. Esto provocó que en TODOS los ordenadores de la clase, el programa de edición de audio que usamos (Protools 7-8) dejase de funcionar, dando error al abrir. Eso significa perder horas y días de clase con Protools, y perder la poca habilidad que teníamos con el programa. Seguidamente, desde Sevilla intentaron reparar el problema, pero no se consiguió más que hacer que unos 3 o 4 funcionasen. Pocos días después, vino el informático desde Sevilla a toquetear, se fue diciendo que todo estaba perfecto, pero al momento de encender los PC, de nuevo fallos y ralentizaciones. Hace solo unos días, llegaron dos para fixear el sistema. Entre click y click, decían cosas como "es que si toquetean esto es normal que no funcione, es que si no saben que no toquen", vamos, en conclusión echaban la culpa a los alumnos de que no funcionasen, cuando el único programa que se ha tocado a sido Protools.

Tras irse ellos y decir (palabras textuales) que todo está perfecto y funciona óptimo, al día siguiente, tras una práctica en un pase de modelos, pensamos aliviados "bien, al fin vamos a poder seguir con Protools". Pero sorpresa. Ralentizaciones en casi todos los PC. Bloqueos de cuentas en otros. Desapariciones de contenido y trabajos. Reinicios inusuales. Y para rematar la función, Protools solo funcionaba en los MAC (que no se han tocado nunca), y en otros tres o cuatro PC más. Eso, por no añadir además que varios PC tienen la pila de la BIOS gastada y hay que cambiarles la hora y la configuración de la BIOS cada vez que encendemos.

¿Qué diablos sucede? ¿Por qué siempre hay problemas, y nunca los solucionan? Lo que pienso, es que el primer problema está en la gestión que se da desde la Junta sobre los temas informáticos. Por poner un ejemplo, en problemas con una solución tan simple como cambiar la pila de la BIOS, no puedes hacer nada ya que entonces la Junta preguntará por qué se ha tocado eso, y el informático de turno se aferrará a un cambio de pila que no tiene nada que ver para justificar que hay un problema en el PC.

Dramatización


Se trata de una gestión que convierte ordenadores que podrían tener mucha más capacidad, en cajas llenas de programas ocultos de seguimiento desde Sevilla que lo que hacen es reducir el rendimiento y la velocidad del PC, programas que realmente son completamente prescindibles y que lo único que están logrando es dar errores, paralizar programas, y en consecuencia, paralizar a los que queremos aprender y los que nos quieren enseñar.

Desde aquí, a los informáticos que "repararon", desde Sevilla o directamente sobre los ordenadores, decirles que NO, para nada están perfectos, y gracias a vosotros y a vuestro trabajo mal hecho y con prisas, nos quitáis a mi y a mis compañeros de clase el derecho a aprender sobre un programa que es esencial para poder manejar actualmente los sistemas de sonido. Malos trabajadores que hacen mal su labor.

Un problema que viene desde la raíz del sistema educativo. Pero parece que no se dan cuenta de que lo que el objetivo y lo que importa es aprender, no pasar las horas allí y que quedemos eliminados de una lista de parados que no refleja la realidad ni en Andalucía, ni en España.

1 han dicho algo:

Lau dijo...

Dios, que desastre.

Los PCs de mi instituto van lentos, y a veces el Internet va mal, y muy, muy lento.